Los Franciscanos, Arantzazu y la cultura vasca

Los franciscanos (en el contorno se les llama «los frailes de Arantzazu») han permanecido junto a la Andre Mari (Virgen María) más de cinco siglos (1501) convirtiendo el Santuario en un referente para la fe del pueblo. La Virgen, el pueblo y la fraternidad franciscana han creado la historia de Arantzazu.

Arantzazu es mucho más que un santuario… Arantzazu se ha fraguado en un marco natural irrepetible, en torno a los principios inspiradores del franciscanismo y en adaptación constante a las transformaciones socio-culturales de cada etapa sin perder su identidad. De este modo, además de en referente religioso, Arantzazu se ha constituido en una referencia de espiritualidad, cultura, arte, naturaleza, ética, diálogo y paz. Guarda en su seno una parte sensible del alma vasca y de su historia. Arantzazu ha sido enraizamiento en la cultura y la lengua vasca, amor a la naturaleza, sobriedad y respeto supremo por el valor de la persona.

Tal vez por todo ello, Arantzazu ha sido en distintas etapas de su historia un manantial de creación artística, cultural, de pensamiento y principios para la sociedad. El patrimonio cultural, archivístico, bibliográfico, artístico, literario o musical de Arantzazu no cabe en un párrafo. Música, pintura, literatura o el euskera han tenido aquí un semillero inagotable: Arantzazu y el fraile Luis Villasante fueron actores principales en la normalización del euskera; otro franciscano, Bitoriano Gandiaga, fue uno de los poetas euskaldunes más importantes del siglo XX; sin olvidar a  otros notables investigadores, escritores y  poetas como: Ignacio Omaetxebarria, Salbatore Mitxelena, Julián Alustiza, Eugenio Agirretxe, José Luis Zurutuza, Paulo Agirrebaltzategi, Joseba Intxausti; y a artistas como: Xabier Álvarez de Eulate, José Luis Iriondo, Juan Arriola, Xabier Egaña.

Ha sido la propia editorial franciscana quien ha recogido tanta riqueza cultural ofreciendo numerosas publicaciones a través de las cuales el lector tiene la oportunidad de descubrirla y de adentrarse en el pasado y el presente del Santuario y de la Provincia Franciscana.

Arantzazuko Andre Mariaren Egutegia

Calendario de Nuestra Señora de Arantzazu

Creado por el Padre Gárate en 1947 y dirigido actualmente por el franciscano José Luis Zurutuza, el calendario, conocido entre la gente como “taco de Arantzazu”, es una bella y popular muestra del compromiso de Arantzazu y los franciscanos con la cultura vasca.

Publicado ininterrumpidamente durante 72 años, aunque ha ido cambiando con el paso de los años, nunca ha dejado de ofrecer cada mañana al lector vasco de a pie su pequeño “desayuno” en euskara.

En los últimos años, se ha hecho un esfuerzo por darle una estructura equilibrada en su contenido distribuyendo distintas materias a lo largo de los 365 días. Se presta especial atención al tema religioso, se abordan también temas sociales, históricos, ecológicos, sobre la salud, anécdotas curiosas y de vez en cuando una nota de humor. Cada día ofrece un refrán o dicho vasco, así como el santoral y las fases de la luna.

En 1996 recibió el galardón Anton Abbadia, creado por la Diputación Foral de Gipiuzkoa para premiar a las personas o asociaciones que se han distinguido en tareas a favor de la normalización del Euskara, y que fue concedido por vez primera en dicho año.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies